supported by
Juanma Trujillo
Juanma Trujillo thumbnail
Juanma Trujillo Simplemente una colección de canciones perfectas, por donde se vean (lírica, musical y estéticamente).
Que grandes son estos personajes!!
/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    Esta descarga incluye un libreto digital con las letras. / / This download includes a digital booklet with lyrics.
    Purchasable with gift card

      $9 USD  or more

     

1.
Celestina, Eva no, tocolora tintorera, superiora de ébano, septuagésimo primera. Repentina de Quíbor a Paria mandó su azafrán, su riquirán con sus maderos de San Juan. Petalina de clavel, trinitaria vinagreta, la Luciana al carrusel, triunfalísima en carreta. Remembranza: alabanza que alcanza la calma. Su azafrán, su riquirán y sus maderos de San Juan.
2.
3.
El río cobrizo borracho de plumas, helado y con tanto pantano en la espuma, bendito escalafón: Onza, tigre y león, se mueve algodón o no se mueve nylon. Correcto equivoqué y descifré cayendo, errando atiné con la centrífuga ardiendo, pateé el panal y me envolví con sal, se mueve algodón o no se mueve nylon. Le vi desempañar su ventanal a cuestas, lo dejó a la mitad, con la escalera puesta, algodón o nylon: Lord Byron en la siesta, se mueve algodón o no se mueve nylon. Y la antenóloga quiso relevo de inmediato, candados de cuero y un himno en el silbato, cosmografía en bruto: Reverón en Macuto. Se mueve algodón o no se mueve nylon.
4.
Las azucenas 03:34
Las azucenas dicen que antes de morir se arrepienten de habernos hecho sentir así, tan diferentes que hoy no nos reconocen. Las azucenas sueñan que antes de partir me aparezco y beso un corazón tan fuerte que detiene esta fiebre. Las azucenas doblan las sábanas blancas con cautela y dulce introspección y la cera la producen en sus cuevas. Las azucenas saltan tan locas que aquí las abrazan y las quieren y celebran con ellas hasta el amanecer. Las azucenas hacen su brindis en frente de los guardias de su bosque. Qué pena con ellos. Las azucenas cantan antes de dormir y comparan el ámbar de sus venenos, son honestas hasta para decirnos adiós.
5.
Oía las chicharras de esta cuadra, deseaba ser un perro de cerámica, adoptaba los poemas de mi hermano, amplifica libertad con sus palabras. "Si hubieras batallado más la infancia habrías devorado algunos libros"; varias veces lo intenté pero descubría que mi padre estaba lejos, varias veces lo intenté pero aparecieron fantasmas con botines y a esos libros renuncié. Soñaba con vivir sobre mis ramas, en época de mangos no hay delirios, las frases maquilladas pierden fuerza, resecan cualquier vida o muerte fresca. Y pocas alegrías yo imploraba, llegué a pensar en ir para la iglesia; varias veces lo intenté pero madrecita: apagabas mis alarmas, varias veces lo intenté pero me dormía después de tus remedios y no podía ser, no me dejaban ser, yo no lograba ser poeta.
6.
Montpellier 03:38
Ella es valiosa como el buen calor, como esos libros que no acabas de leer, ella es mi causa, mi canción de amor, pero nació en Montpellier. Ese lugar al sur de Francia que está abrazado por dos ríos quiere quitarme a mi muchacha pero sus labios ya son míos. Con qué moral tú la reclamas ¡Oh Montpellier! Bella ciudad, si cuando quiso ancas de rana nunca aceptaste su nacionalidad. Ella es de aquí, de Venezuela, domina el clima y no tiene mal humor, sabe bailar, fue a cuatro escuelas y cuando sonríe se extingue el dolor. No insistas Montpellier, no la mereces, ella olvidó tu inflado nombre, no será tuya aunque lo intentes, confórmate con Augusto Comte.
7.
¿Quieres guardar intactas todas las voces de amaneceres? No congeles los sonidos, ya están ungidos, no se hacen ver. Hora de abrir los ojos, entre espirales se abre el telón, concha de auyama al güiro, cuero de chivo y el melotrón. ¡Quietos! Uno a uno, la tercera edad: tranquilos. Los marcianos: al balcón. Yo terminé en Barrio Adentro asfixiado y batido entre cal y carbón. ¿Acaso brujería es la tienda de brujas o lo que me ofrendaste? Se rompió mi escapulario y el del sudario fue Grant Green, no Él. Quise grabar las sombras, y si se han ido ¿ya no nos quieren? Una vez que hayan partido pensar en ellos expande su amor. ¡Quietos nuevamente! Que el más sabio vaya al frente porque el sol ya caducó, lo gastaron los patanes tragando bencina y mascando chimó.
8.
Inca brilla sólido en la finca de los bólidos, rojo dinamita al esternón, lima la aspereza de una cruel naturaleza, fulminato en tubos de cartón. Roza la presea, invisible a la marea, pesca de otros barcos y a pulmón, recto va directo, curvilínea la avalancha, flecha en cinturones de latón. Piden armaduras, la chingala, la careta y garantías en coagulación. Empieza la odisea, inmóvil la marea, filigrana en plena iniciación, veneno amansatrueno de la meta hasta la zeta, órbitas y anzuelo en colisión. Remoza la guarida, otra mesa está servida, adiós en el guión no es galardón.
9.
Vino Martín, pescador de bestias aladas con traje y férula de hierro, me presenté con pavor, llegué a presumir que no era Martín aquel retador. Cáliz de nuez y cocuy, pájaro de mar por tierra, piedra que la arena entierra, he podido anclarme y en Angostura quedarme. Tiene la faja, el botín, carnada de más, responde a “Martín”, procaz pescador, mando a dormir a las olas, me conocen todas, recojo el cautín, alerta Martín. Con luna antinavegación a Puerto España entré de rodillas, anclarse es la cura aunque ¡siempre tan dura! la ráfaga en Angostura.
10.
11.
Tiempo 03:33
No podrás recuperar jamás tu tiempo, no lo sabrás, la cabina ahora es tu hogar, ahora es tu templo, comenzaron, nunca más será tu tiempo. Y quieres soñar con la primavera pelirroja, si pudieras llorar pero montaron estantes y entraron los inmigrantes, nadie puede ayudarte y tú no quieres salvarte. Seguirás, pero debes esperar y ser paciente, gritarás, ya no existe más calvario que te tiente, aprendiste que el cansancio nunca miente. Y quieres soñar que escuchas el canto de Caruso, si pudieras pensar pero los guardias te vieron y con su baile siguieron, nadie quiere ayudarte y tú no puedes salvarte.
12.
Mandamás 02:46
Cuidado con las paredes que te pueden escuchar ya sabes que en esa esquina te vigila el mandamás. De un miedo que está de moda se vistió la gente adentro, astillas serán estacas en el reino de los tuertos. Y no es que todo esté mal pero algo pasa y lo sabes, los que huyeron se lamentan, los que quedan muy poco hacen. Arrópate con tu lengua, pa otra cosa no nos sirve, ve y coméntale a los santos, no es momento de rendirse.
13.
Tras la catedral hay un río de gente, carpa azul de lona abrillantada, un mamut de anime, una bella durmiente junto al cordón del área militarizada, al lado del bosque de neón rimas sueltas suenan en un galerón, desabrígame con ron o abastéceme de pésame en tu azar de pasadizos. Todavía somos dulces invasores tan libres de honores que mi corazón suspira, todavía somos grises aprendices, célebres perdices degolladas con dulzura. Este pobre inicio necesita un buen cierre o alguna reacción desesperada, el payador que vemos no pronuncia la erre y al lado está la carpa azul, estriada, al fondo de la calle hay un salón que da como sanción la salvación, desperdígame tu don con tus Pléyades de néctares en tu azar de pasadizos. Todavía somos dulces invasores tan libres de honores que mi corazón suspira, todavía somos grises aprendices, célebres perdices degolladas con dulzura.

credits

released November 27, 2015

Letra y música: Augusto Bracho y Moisés de Martín.

Augusto Bracho: Guitarras, cuatro, teclados, batería, percusión y voces.
Moisés de Martín: Guitarras, percusión y voces.
Simón “Mandrake” Hernández: Batería, percusión y coros.

Grabado entre Caracas, Buenos Aires y Ciudad de México.
Mezclado por Ernesto "Neto" García, Augusto Bracho y Moisés de Martín en La Zamorana, Ciudad de México.
Masterizado por Nacho de Villamediana en La Madrigalera, Caracas, Venezuela.

Arte y fotografía de portada: Bruno Benítez.

Producido por Augusto & Moisés.

Todos los derechos reservados © 2015.

license

all rights reserved

tags

about

Augusto Bracho & Moisés de Martín Mexico City, Mexico

contact / help

Contact Augusto Bracho & Moisés de Martín

Streaming and
Download help

Report this album or account

If you like Augusto Bracho & Moisés de Martín, you may also like: